¿Califico para una Cirugía de Reducción Gástrica?

Aunque hay muchas excepciones, el siguiente criterio debe ser conocido antes de que un individuo pueda ser considerado un candidato para la cirugía de reducción de peso:


-Esfuerzos previos en pérdida de peso a través de una dieta que sea nutricional 
  y médicamente segura.


-Ausencia de otros problemas médicos que podrían hacer la cirugía peligrosa.


-Individuos con un índice de masa corporal (IMC) de 35 o más.


-Pacientes pediátricos o pacientes que hayan experimentado una cirugía para la
 obesidad anteriormente requieren lineamientos especiales.


Ciertas condiciones médicas, discutidas en la sección anterior, son agravadas por la obesidad y no son contraindicaciones para cirugía pero son razones por las cuales la cirugía operación debe llevarse a cabo.

Algunas enfermedades psiquiatritas importantes son contraindicación para procedimientos de reducción gástrica, al menos de que la enfermedad sea certificada como estable y tratada por un terapeuta. Importantes enfermedades psiquiátricas sin control pueden agravarse por una cirugía de reducción de peso.

Hay que remarcar que estudios han demostrado que personas con obesidad mórbida no tiene una incidencia alta de importantes enfermedades psiquiátricas que sus compañeros de peso normal.

Los sentimientos de baja autoestima y, la falta de confianza en sí mismo, frustración, ansias de comer y obsesión, ansiedad y depresión ligera, se hacen presentes en cierto grado en casi todos los pacientes con obesidad mórbida y no son consideradas “enfermedades psiquiátricas”. Estos síntomas casi siempre incrementan después de operaciones de reducción gástrica y pérdida de peso.

Hemos operado un número de pacientes adolescentes con buenos resultados. Estos son buenos candidatos para cirugía después de cuidadosas pre-evaluaciones y consultas.